Resumen

 Las especies de ácaros fitófagos identificadas para Costa Rica no han sido actualizadas desde el 2013, por lo que se procedió a resumir la información disponible del 2013 al 2018 e incorporarla a la existente. El material procesado fue suministrado por personas productoras, técnicas, estudiantes y público en general, en conjunto con el recolectado por el personal del Laboratorio de Acarología de la Universidad de Costas Rica, con el uso de los protocolos desarrollados para tal fin. Setenta y cinco nuevos registros de ácaros fitófagos fueron consignados para ese período, agrupados en 30 familias de plantas para las 6 familias de ácaros fitófagos que revisten más trascendencia. Tetranychus urticae, de la familia Tetranychidae, fue la especie con mayor número de registros, para un total de 24. Diversas especies del género Oligonychus fueron encontradas con frecuencia en varias plantas hospedantes, i.e. O. gossypii, O. mcgregori, O. punicae, O. yothersi y O. zeae. Otros tetraníquidos recolectados fueron Eotetranychus deleoni, Mononychellus sp., Panonychus citri, Schizotetranychus sp., Tetranychus cinnabarinus, T. mexicanus y T. turkestani. Brevipalpus papayensis, B. phoenicis y B. yothersi, de la familia Tenuipalpidae; de igual manera, fueron recolectados en nuevas plantas hospedantes. Asimismo, Tuckerella ornata, de la familia Tuckerellidae, fue registrada junto con otra especie todavía no identificada. Se presentaron 4 nuevos registros para Polyphagotarsonemus latus, de la familia Tarsonemidae y una nueva variedad de fresa infestada con Phytonemus pallidus. Las especies de ácaros de la familia Eriophyidae fueron agrupadas como expuestas y no expuestas porque, con seguridad, son especies no descritas aún. Se hizo la corrección para Retracrus costaricensis, de Heliconia latispatha, que fue registrado como R. johnstoni en el 2012. Se elaboró una descripción de síntomas para algunas de las especies más relevantes, apoyada con fotografías de los daños. En consecuencia, el reconocimiento de las especies de ácaros fitófagos en Costa Rica, se mantiene al día hasta el año 2018.