Resumen

Se evaluó la calidad, selección y digestibilidad aparente en cabras, del consumo de morera y estrella africana ofrecidos de forma fresca y parcialmente deshidratada. El experimento se llevó a cabo en la Estación Experimental “Alfredo Volio Mata” de la Universidad de Costa Rica. El forraje cosechado fue suministrado a 12 cabras de las razas Saanen, Toggenburg y La Mancha no lactantes y no gestantes, distribuidas en un diseño irrestricto al azar con un arreglo factorial 2x2 y con un peso vivo promedio de 37±5 kg. Los tratamientos experimentales fueron: a) estrella fresca, b) estrella parcialmente deshidratada, c) morera fresca y d) morera parcialmente deshidratada. El forraje se ofreció a los animales en forma picada. Se observó un consumo promedio de materia seca de: 0,93; 0,76; 1,17 y 1,12 kg.animal-1.día-1 de MS (±0,09), para los tratamientos estrella fresca, estrella parcialmente deshidratada, morera fresca y morera parcialmente deshidratada, respectivamente. Esto representó 2,62; 2,09; 3,17 y 3,13% (±0,24) del peso vivo. El consumo de proteína cruda fue menor con la estrella parcialmente deshidratada y mayor con la morera fresca (75,2 vs. 135,4 g.animal-1.d-1). El porcentaje de digestibilidad aparente no fue estadísticamente diferente entre tratamientos; presentó un promedio de 49,18% para la MS, 59,82% para la PC, 57,83% para la FDN y 55,30% para la FDA. Este estudio demuestra que la especie de forraje influye significativamente sobre el consumo voluntario de materia seca en cabras; sin embargo, el contenido de materia seca en los forrajes utilizados no afectó dicho consumo.
Palabras clave: consumo, materia seca, digestibilidad, forrajes, capra hircus