Resumen

El presente ensayo es el resultado de la incorporación de las obras de Emmanuel Levinas al campo educativo en distintos ejercicios investigativos en clave pedagógica. Emerge, como posibilidad, para reflexionar críticamente la Educación como un asunto de relación trascendente orientada hacia la fragilidad de un otro que aprende. El escrito trata de poner-en-cuestión pedagogías verticales de la enseñanza como adecuación de un conocimiento que asimila al otro a partir de una relación pensar-ser. Producto de este cuestionamiento, se propugna por una acogida y una proximidad como categorías de análisis que nos permiten considerar la educación como encuentro relacional que desborda todo acto de objetivación pensante, para ubicarla en los escenarios de una alteridad radical que lleva implícita el infinito del otro que aprende