Resumen

La educación universitaria tiene un impacto importante en la diversidad y en el éxito de los emprendedores. Claramente, los emprendedores profesionales tienen una ventaja dado su conocimiento especializado. Sin embargo, hay pocos estudios sobre el efecto de la educación superior en la intención empresarial: ¿Tiene la propia universidad o la materia estudiada una repercusión en la decisión de iniciar un negocio? El presente artículo propone un modelo que agrega dos variables exógenas a la Teoría de la Conducta Planificada, estas son: la educación formal en emprendimiento, representada por las variables Asignatura y Emprendimiento, y el entorno emprendedor representado por las variables Universidad y Emprendimiento. En este modelo propuesto, se analiza tanto el impacto de Asignatura y Emprendimiento sobre Actitud y sobre Control Percibido, como el impacto de Universidad y Emprendimiento sobre Actitud y sobre Control Percibido. Los datos de este estudio cuantitativo provienen de 583 personas estudiantes universitarias de Chile encuestadas en línea mediante un muestreo no probabilístico durante octubre y noviembre de 2014. La fiabilidad de escalas se evaluó usando Alfa de Cronbach, mientras que el modelo propuesto se evaluó usando ecuaciones estructurales. Los resultados confirman que el ecosistema emprendedor de la universidad, así como las asignaturas de emprendimiento estudiadas tienen un efecto sobre la Intención Emprendedora mediante la Actitud. Al contrario, la influencia de ambas variables a través del Control Percibido resultó no significativa. En consecuencia, la educación superior debe ir más allá de la teoría y concentrarse en fomentar un entorno que aumente la conciencia sobre el espíritu empresarial.

Palabras clave: emprendimiento, enseñanza superior, actitud