Resumen

En este artículo tratamos el patrimonio histórico arquitectónico de la ciudad de Alajuela como esa manifestación material que transmite un pensamiento, pero que no se vale solo de su exposición física, sino de las artes de la cotidianidad de quienes conviven con los espacios y edificios continuamente, y con ello, construyen un imaginario sobre lo que puede ser patrimonial.