Resumen

En los últimos diez años se ha experimentado una creciente tendencia hacia sustituir los periódicos por la televisión. En esta evolución, cuyas implicaciones son difíciles de predecir, la pseudo-información, tan característica de la cobertura televisiva, promueve, más que otras formas formas de comunicación de masas, la creencia es que hay suficiente conocimiento sobre eventos nacionales e internacionales como para permitir una percepción correcta de la realidad.