Resumen

No ha sido tarea fácil para los lingüistas venezolanos abordar la investigación intensiva del idioma barí, el único que pertenece a la familia chibcha en este país. Nuestros profesionales están algo más acostumbrados a las familias arawak, caribe y otras del Área Amazónica. Además, el barí tiene una reputación bien ganada de ser un sistema lingüístico complejo, especialmente por su carácter tonal y otras peculiaridades suprasegmentales. Pero debemos agregar a este panorama la actitud de la propia sociedad barí, cuyos miembros desean participar colectivamente en la investigación lingüística teniendo a los lingüistas profesionales como colaboradores. El presente artículo muestra cómo nuestro equipo antropolingüístico viene enfrentando este reto desde hace algunos años.
Palabras clave: antropolongüística, autogestión lingüística, documentación lingüística, etnociencia lingüística, investigación colectiva