Resumen

En el mes de marzo de 1990, Alejandro Tosatti, publicó un artículo en la revista Aportes donde
cuenta la experiencia artística que ha desarrolló un grupo comunal de Alajuela:

"La niña de los ojos grandes se ha puesto de pie y mira emocionada las evoluciones de una
bailarina. “Cuando sea grande quiero ser como ella”, dice. Estamos en el INVU Las Cañas de
Alajuela; […] La reacción de la niña es solo un ejemplo del creciente gusto y aceptación de las
diferentes disciplinas artísticas, en una comunidad que no se diferencia en nada de muchas otras
comunidades y barriadas que se han ido expandiendo como manifestación física del proceso
de urbanización. En nada excepto que aquí, en el INVU Las Cañas, surgió desde hace años
un grupo que trabaja intensamente para la superación cultural y artística de sí mismo y de la
comunidad"
La experiencia que relata Tosatti, contrario de lo que señala, no fue para nada excepcional en
muchas comunidades de Costa Rica durante las décadas de 1970 y 1980, sin embargo, la actividad
descrita se da en un momento en que el auge de este tipo de manifestaciones artístico-comunales
empezaba a desaparecer. Antes de analizar cómo fue que una actividad comunal tan importante
como la que realizó el grupo Antorcha de Alajuela en 1990 no tuvo continuación, como sucedió
en muchas otras comunidades con experiencias similares, queremos preguntarnos:
1. ¿Cómo fue que este tipo de agrupaciones surgieron?
2. ¿Quienes fueron los actores, actrices y artistas comunales que participaron en los grupos
teatrales comunitarios?
3. ¿Que metodologías, obras de teatro y dinámicas particulares se desarrollaron al interno
de los grupos?
4. ¿Cuáles fueron los espacios de representación y que tipo de público que asistía a sus
presentaciones?
A partir de dichas interrogantes, intentaremos plantear un acercamiento al fenómeno del teatro
vecinal en el valle central de Costa Rica durante las décadas de 1970 y 1980.

Palabras clave: manifestaciones artístico-comunales, teatro, politica cultural