Resumen

La historiografía nicaragüense después de la década de los noventa se caracterizó por un

sorprendente abandono de los temas del pasado reciente. Por el contrario, la obra de Sergio

Ramírez, Adiós Muchachos. Una memoria de la revolución sandinista1 narra y explica, desde

la perspectiva de un testigo privilegiado 25 años de sandinismo. Esta obra es una oposición al

silencia historiográfico de ese periodo, escrito en la mejor tradición del continente, las memorias

de un protagonista de los hechos narrados donde hacer la historia y escribirla parecen ser parte

de un mismo proceso.

La fuerte carga emotiva de la obra incita a la reflexión de lo que significó la última

revolución latinoamericana victoriosa del Siglo XX y su trágico desenlace, un llamado a nuevas

visiones y versiones de los hechos, a nuevos trabajos sobre el periodo y a significar desde la historia

y/o desde la experiencia personal el proceso revolucionario en Nicaragua. Para desarrollar esta

propuesta, en primer lugar se hará una aproximación a la producción historiográfica nicaragüense

desde las memorias políticas de los protagonistas, después un análisis de la Adiós Muchachos en

su contexto y por ultimo una valoración del reto de la obra a la historiografía y para la elaboración

de otras memorias sobre la época.