Resumen

La actual crisis económica mundial puede ciertamente caracterizarse como una de carácter sistémico y global, conjugándose a la vez con una crisis de civilización que pone en jaque no solo al sistema económico, sino, al sistema de vida. Que no se trata de una crisis cíclica más es un hecho reconocido, pero necesitamos precisar el carácter de la misma, al menos de manera inicial y preliminar. En este ensayo apoyamos la tesis de una crisis sistémica global, pero sin dejar de advertir que los fundamentos del capitalismo también están mostrando sus límites históricos y exacerbando las amenazas globales sobre las condiciones de existencia de la vida, sin que por ello se trate, necesariamente, de una crisis terminal; y tanto las opciones capitalistas, como las post capitalistas y las anti capitalistas están a la orden del día.