Resumen

La existencia de normas éticas en las disciplinas profesionales, que regulen las conductas de quienes las ejercen, es de particular importancia de aquellos que se relacionan con la salud física de las personas, como la medicina, la farmacia y la enfermería, o bien la salud mental, como las denominadas genéricamente profesiones de ayuda, el trabajo social, la psicología y la orientación.

Esta espacial importancia es obvia. Por ocuparse estas disciplinas del bienestar humano en el campo indicado, cualquier error u omisión en su ejercicio, puede ocasionar daños irreparables. En cambio, en aquellas que no se ejercen en relación directa con personas sino con personas, si bien un error u omisión pueden tener un alto costo, los daños se reparan aunque tengan una pérdida significativa de tiempo y dinero.

Palabras clave: Orientador, ética, salud