Resumen

Este ensayo ofrece una lectura personalizante del uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en la escuela, con el objetivo de mostrar la importancia del personal docente como educador que interpela los diferentes dinamismos antropológicos del educando: el intelectivo, como también el volitivo y afectivo. Cada docente interpela estos dinamismos de manera distinta a las TIC; la motivación que genera en el educando no es equiparable a la de la concepción del profesorado principalmente como facilitador de información. Así, a través de una revisión crítica de estudios relevantes en torno al uso de las tecnologías, y desde el enfoque de autores cercanos al personalismo integral, se presenta la necesidad antropológica de mantener el encuentro entre el cuerpo docente y el educando para contribuir adecuadamente al desarrollo personal del educando. Se concluye que un encuentro que puede ser sostenido y reforzado por las TIC como herramienta de apoyo puntual, no ha de ser suplantado por las TIC como principal instrumento de trabajo cuando este sustituya la relación interpersonal. Queda justificada la pertinencia de un sistema educativo que, o bien renuncia al empleo de las TIC en favor de habilidades distintas a las técnicas, o bien las introduce de manera revisable, crítica y limitada, teniendo en cuenta: lo obsoleto e intuitivo del aprendizaje del lenguaje tecnológico, y la contingencia humana para la adquisición de otras habilidades no tecnológicas.  

Palabras clave: Educación, Encuentro, Docente, Personalismo, TIC