Volver a los detalles del artículo Cartago y sus terremotos: San Estanislao (1822) y San Antolín (1841) Descargar Descargar PDF