Resumen

Las pasiones están a la base de todas las tragedias, esto es particularmente manifiesto en el caso de las tragedias griegas. El presente artículo pretende dar cuenta del sentido y significado de la pasión en el mundo griego al hilo de las tragedias clásicas. A este respecto, es posible comprender el nexo entre lo divino y lo humano gestado a partir del hiato fundamental que introduce la temporalidad. La pasión humana, desde esta perspectiva, significa una forma de hybris en la que, si bien hay una pérdida del dominio sobre sí mismo, también constituye un espacio en el que se recoge, como un todo, una plenitud de sentido, aunque ciertamente, como lo muestran los trágicos griegos, esa plenitud sobrepasa absolutamente la dimensión humana. En este sentido, la eukrateia ha sido entendida habitualmente como dominio y señorío sobre sí mismo, lo cual se manifiesta siempre bajo la forma de una renuncia. Sin embargo, se debe tener presente que este dominio paga el precio, como todo control, de un cierto angostamiento de la voluntad.