Resumen

El autor sostiene la tesis de que la filosofía de la educación supone una previa teoría de la persona y de la sociedad. Este artículo sondea la coherencia de una teoría filosófica de la educación. Se presenta la teoría del hombre primitivo y del contrato social primitivo. Se analiza luego la propuesta de contrato social hecha por Rousseau sobre el poder del pueblo y la libertad individual, y la coherencia de ésta con su concepción de la igualdad, el derecho y la educación.