Resumen

La poesía de la española Ana Rossetti (1950-) está colmada de vastos raudales de erotismo que revelan las improntas de un cuerpo erotizado plasmado en el papel de su creación. Esta relación entre el cuerpo, la escritura y el erotismo es el resultado de la subversión que nace de la palabra contra los estamentos hegemónicos vigentes. La consigna escritural de la poeta es, por ende, la de inscribir su cuerpo en el poema haciendo de su texto, sexo, y así hablar desde espacios auténticamente subjetivos. Esta escritura del cuerpo tiene lugar cuando se recuperan los placeres de los sentidos y se los plasma en el litoral entre el deseo del sexo y el goce del texto. Aquí la mirada –y su relación con la imagen, la pulsión escópica y la fase del espejo– advierte la tensión entre el placer de la carne y la inmediación con el Otro.
Palabras clave: ana rossetti, poesía, cuerpo, mirada, sexo, escritura, erotismo