Resumen

La tarea de facultad consiste de enseñanza, investigación y servicio al público. Sin embargo, el renombre adquirido por una institución académica es mayormente al entorno de la investigación que realiza, lo cual juega un papel importante en su éxito en el ámbito de la educación. La mayor responsabilidad de planificar y ejecutar la tarea de investigación cae sobre la institución y a su vez, en sus docentes, con el fin de alcanzar un nivel alto en la calidad. Es sumamente importante la aportación de la universidad en proveer tiempo para realizar la investigación y en desarrollar la infraestructura para el éxito de su plantel de investigadores docentes. Las fuentes de fondos son las agencias nacionales, la empresa privada y los inversionistas, aunque estos esperan un retorno de su inversión. Existen muchos retos para una institución académica. No obstante, es imperativo para los docentes el involucrarse en la investigación a largo plazo, para que su institución sea reconocida al nivel mundial.  Además, es sumamente importante reconocer que la enseñanza en el aula es enriquecida por la investigación académica y el beneficiario no es solo el estudiante, sino también el profesor. Buscar el balance saludable entre enseñanza e investigación es clave para el éxito en la educación y la satisfacción docente, y el renombre adquirido por la institución.
Palabras clave: Investigación académica, innovación, enseñanza, desarrollo económico