Resumen

 La arquitectura vernácula forma parte del patrimonio ecuatoriano ya que constituye una muestra de la cultura de las comunidades asentadas en espacios geográficos diversos,  cuyos conjuntos arquitectónicos tienen autenticidad.  La investigación realizada en la comunidad La Tola perteneciente a Píntag, parroquia rural de Quito, evidencia una agrupación  particular de edificaciones que son el resultado de la aplicación de técnicas constructivas tradicionales cuyos materiales son la piedra y/o cangahua en sus cimientos, mampostería de adobe y cubierta de teja de barro cocida. Levantadas hace más de 60 años han soportado las inclemencias del tiempo conformando  un paisaje único poco interrumpido por nuevas construcciones de hormigón armado. El trabajo de análisis ha seguido un proceso metodológico que identifica las causas y problemas que se presentan en los elementos constructivos de los bienes inmuebles, propone alternativas de mantenimiento preventivo y correctivo de fácil aplicación y costo moderado. La investigación fue realizada en cinco edificaciones a través de un levantamiento planimétrico – fotográfico al detalle. Posteriormente se tomaron muestras para evaluar la calidad del material (adobe) y a través del levantamiento arquitectónico se evaluó el diseño particular de las edificaciones.


Recibido: 24-04-2019


Aprobado: 31-05-2019

Palabras clave: patrimonio arquitectónico, patologías de la construcción, conservación, mantenimiento, sistemas constructivos tradicionales