Resumen

Medir y monitorear la resiliencia de los sistemas agrosilvopastoriles de pequeños productores es cada vez más urgente para ayudarles a enfrentar de mejor manera los efectos del clima cambiante. Aunque se reconocen otras formas de medir la resiliencia climática, la novedosa herramienta SHARP desarrollada por la FAO permite su identificación, medición y la priorización de acciones para mejorarse de una manera participativa, tomando en cuenta los intereses de los productores. En coordinación con el equipo desarrollador de la aplicación de la FAO en Roma, se tradujeron y utilizaron el cuestionario y la matriz para la evaluación de la resiliencia en 16 fincas agroecológicas situadas en los alrededores del Valle Central de Costa Rica. Una vez colectados e ingresados los datos en SHARP, se llevaron a cabo tres análisis: 1) comparación del perfil de las fincas estudiadas con indicadores a nivel nacional; 2) análisis de brechas para identificar las oportunidades de mejora en términos de resiliencia climática; 3) un análisis para adaptar la herramienta al contexto nacional. A pesar de que las fincas seleccionadas para el estudio son reconocidas como agroecológicas, su nivel medio de resiliencia medido (x̄=15,25; s=1,16) sugiere la necesidad de implementar prácticas de manejo que contribuyan con la construcción de agroecosistemas más resilientes.

Palabras clave: Adaptación, agroecología, agroecosistemas, cambio climático, desarrollo rural