Resumen

El rápido crecimiento poblacional urbano, combinado con la lenta e incompleta aplicación de la normativa en el tema de la planificación urbana, han llevado a un desarrollo desordenado del cantón, manifestado en diversas áreas como la red vial, presión por construcción en zonas no aptas, contaminación de nacientes y ríos, deforestación en las zonas de recarga acuífera, inadecuado manejo de desechos sólidos, y malas prácticas agrícolas. La combinación de lo mencionado anteriormente, con los fenómenos hidrometeorológicos hacen que gran parte de la zona presente un alto riesgo a eventos como: inundaciones y deslizamientos principalmente, de ahí el gran riesgo que tiene la población que habita en el cantón. Justamente por lo anterior en el año 2006 se publicó el Decreto de Ley N° 32967-MINAE, donde se expone la metodología de los IFAS, la cual posee aspectos de gran relevancia para el ordenamiento territorial costarricense, el más importante es que por primera vez en el país, se obliga a incorporar la variable de impacto ambiental en la planificación del uso de tierra, es decir en los planes reguladores tanto cantonales como costeros; además de que se establecen los lineamientos técnicos que deberá seguir la SETENA para revisar y evaluar dicha introducción de la variable ambiental, a fin de otorgar, en definitiva, la Viabilidad (Licencia) ambiental.

Palabras clave: IFA, IFAS, Fragilidad, Ambiental, Ordenamiento Territorial, Planificación, Impacto Ambiental