Resumen

El examen al ejercicio del poder administrativo debe enfocarse en los métodos y resultados, o mejor señalado, entre procedimientos y logros, cuya misión abstracta reconduce al más alto nivel de satisfacción con el más bajo costo social y económico. Eso es eficiencia y eficacia, único destino de los esfuerzos estatales para satisfacer necesidades públicas, sin limitarse a la legalidad puritana de la norma habilitante de la competencia, sino en un proceso de complementación con incorporación de otros elementos, en franca armonía conductiva entre la competencia administrativa y la necesidad general.
Palabras clave: Estado, eficiencia, consumidor, buena fe, interés público