Resumen

El enfoque de Edward Said y la traslación del concepto de Orientalismo a un contexto latinoamericano se imponen como una estrategia útil para comprender también procesos socio-culturales de hegemonía y de aculturación, haciendo que los estados nacionales se forjaran bajo proyectos que marginaban grupos étnicos o sectores sociales, tales como el sujeto colectivo afro-caribeño. Los índices del funcionamiento ideológico de esta representación se expresan a través de modelos discursivos que inaugura muy tempranamente Cocorí, de Joaquín Gutiérrez: a) el intercambio de los presentes entre el hombre blanco y el subalterno; y b) la mirada especular y el descubrimiento de la conciencia gracias al espejo. Su problematización en la literatura posterior da cuenta de los avatares de esta representación del sujeto, de tal suerte que su identificación permite pasar desapercibidos y se interiorice sin problemas en una resolución ficticia y contradictoria, tal y como ocurre en Calypso, de Tatiana Lobo, y en Los cuatro espejos, de Quince Duncan.
Palabras clave: Sujeto afro-caribeño, Cocorí, Calypso, Los cuatro espejos, Joaquín Gutiérrez, Tatiana Lobo, Quince Duncan, Subject, afro-Caribbean