Abstract

Se presenta la síntesis de un estudio piloto llevado a cabo en la Reserva de la biosfera de Urdaibai (España atlántica), en la cuenca del río Golako, donde se estudió 250 hectáreas durante 8 meses. El objetivo fue definir un índice cuantitativo de conservación del territorio (IC), basado en la evaluación individual de 9 unidades de paisaje (UP) que sintetizan las características de la zona. Luego, se formuló un método de compensación económica (PSA = euros), que permite la conservación de las áreas naturales de calidad que son propiedad privada. Dicho planteamiento se basa en la premisa de que el bosque natural, como todos los ecosistemas naturales, posee un valor social que puede ser cuantificado. Los resultados del estudio indican que el 60% del territorio está representado por plantaciones de Pinus radiata, y que la superficie ocupada por el bosque natural en estados variables de conservación está extraordinariamente fragmentada (82% por debajo de 1 ha). En este contexto, se desarrolla un concepto de Pago por Servicios Ambientales (PSA) propio, diseñado tomando en cuenta: las características específicas del territorio; los estudios de Costa Rica; los planes estratégicos y jurídicos vascos; el estudio del impacto de la actividad forestal; y las funciones del bosque natural como estabilizador de sistema.