Resumen

Este artículo aborda la habitabilidad, el espacio habitado y las acciones  propias del habitante en una casa. Estos tres elementos interactúan de  manera dinámica permanente en diferentes momentos de vida. El objetivo es hacer una reflexión sobre la habitabilidad, incorporando a la arquitectura elementos psicológicos, sociales, antropológicos para mejorar la vida y la salud del habitante de la ciudad. Se plantean aspectos perceptuales, sociales, institucionales y culturales que construyen identidades y fortalecen el ser personal y grupal, manifestándose en costumbres, ritos, narrativas, huellas de memorias, significantes, significados y en los objetos que los acompañan.