Resumen

Eugenio Hernández Espinosa es hoy reconocido como uno de los dramaturgos más relevantes del teatro cubano, principalmente por escribir obras que tienen que ver con la realidad del pueblo, que retratan a las clases populares y que han roto con los enfoques prejuiciados en torno al negro y su problemática. Este trabajo busca caracterizar a la figura femenina en la obra María Antonia, una pieza llevada al público en 1967, un drama intenso y polémico, reconocido como la mayor tragedia afrocubana. María Antonia nos ofrece la oportunidad de contemplar teatro negro en Cuba durante una época ideológicamente menos dispuesta a promover la posibilidad de tal producción dada su fijación en la cultura afrocubana y el eje sugestivo de su marginación. María Antonia trae a la escena una elaboración compleja y revela lo socioeconómico, lo etnorracial y lo afrorreligioso en un escenario que abre la puerta para una crítica alrededor de la forma de visualizar y retratar a la mujer afrocubana en esferas y roles impuestos, como portadora de la herencia religiosa, figura sensual y emocionalmente inestable, así como los temas de mulataje, violencia y resistencia.