Resumen

Se diría que hablar y escribir son dos actividades de primer orden en la actualidad, en una época declarada comunicativa. ¿Será realidad esta afirmación? En efecto, es un merito del enfoque comunicativo, por haber revitalizado las destrezas receptivas, lo que no es igualmente asignado a las destrezas productivas, como es la escritura, lugar que sobresale dentro del proceso de aprendizaje de una segunda lengua. En el artículo se señala una metodología para la expresión oral y escrita dentro de una perspectiva comunicativa capaz de lograr un equilibrio entre destrezas y competencias; una perspectiva, diríamos, comunicativa auténtica. Respondamos a algunas preguntas: ¿Por qué es importante hablar y escribir libremente? ¿Qué papel puede tener la expresión oral/escrita con referencia a los procesos de comprensión y al logro de la competencia metalingüística? En la segunda parte pasamos a destacar una serie de actividades dirigidas a facilitar o potenciar la escritura y la oralidad.