Resumen

La enseñanza del inglés necesita ser transformada para proveer a los estudiantes con un ambiente apropiado que les permita interactuar en situaciones de la vida real. Debido a esto, la instrucción por tareas (Task-based Instruction) ha sido incluida en la metodología comunicativa para ofrecer oportunidades a los estudiantes de utilizar el lenguaje sin sentir temor por los errores inevitables que cometan, motivándolos a involucrarse en el proceso (Willis y Willis, 2007). Inspirado en la instrucción por tareas, el formato llamado STAR fue creado para intensificar la comunicación en cada etapa de la lección. Con esto en mente, el propósito del siguiente estudio cualitativo es demostrar el alcance del formato de clase STAR para desarrollar un ambiente más comunicativo en la enseñanza del inglés. Esta investigación fue llevada a cabo en un programa de inglés de una universidad pública en Costa Rica, donde veinticinco profesores de inglés fueron consultados sobre la efectividad del formato por medio de un cuestionario. Además, las investigadoras realizaron observaciones de clase, obteniendo bitácoras para una mejor comprensión del rol del formato. Los resultados de este estudio evidencian la efectividad de actividades comunicativas bajo el formato propuesto para fomentar el uso espontáneo del lenguaje, la participación, las habilidades para tomar riesgos, la autonomía y la colaboración en el aula.

Palabras clave: instrucción por tareas, formato comunicativo, metodología, involucramiento, autonomía