Resumen

La gran pregunta es si lograremos reconstruir las condiciones para la vida humana en el planeta. En los años 2016 y 2017 se han presenciado acontecimientos concretos que muestran la intensidad de la lucha entre las dos formidables fuerzas que se enfrentan en el mundo a propósito del ambiente: el ecologismo
conservacionista por un lado y, al frente, la tendencia hacia la explotación amplia y permisiva de los recursos naturales. El gran triunfo de los ecologistas tuvo como escenario la ciudad de París en 2016, en la Conferencia de los Estados Parte de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Ambiente, ocasión en la cual la casi totalidad de los países del mundo se comprometieron a reducir las emisiones de gases y otras prácticas contaminantes, fijándose metas y cuotas globales y compromisos por cada país.