Resumen

En agosto de 1984, durante trabajos de prospección en el Valle de Turrialba a cargo de investigaores de la Sección de Arqueología de la Universidad de Costa Rica con la colaboración de informantes locales, se ubicó un sitio en la Hacienda Atirro presumiblemente de la época de "Contacto" (fig. 1).

El hallazgo resultó de la inspección en una zona donde aficionados habían descubierto y desenterrado "huacas", según los informantes. La observación de algunos materiales diagnósticos motivó la búsqueda de otros datos que permitieran sostener la proposición de que: se trata de un sitio funerario que representa ocupación(es) de la época de contacto indio/español en Atirro.