Resumen

En la actualidad latinoamericana se puede observar un fen{omeno que muchas vees es explicado en términos de "nueva invasión". Evidentemente, en los pequeños caseríos, en los pueblos lo mismo que en barrios marginales de las metrópolis, donde los migrantes de origen campesino tratan de organizar sus nuevas formas de sobrevivencia, se ven cada vez con más frecuenia esas pequeñas iglesias, bien pintaditas, que llevan nombres como "Asamblea de Dios" "Cristo es la respuesta" o "Iglesia Adventista del Sétimo Día", etc. Allí se reúnen los creyentes de comunidades religiosas protestantes. En el lenguaje popular se les llama "sectas evangélicas". No existen cifras exactas sobre el número de grupos existentes ni sobre la fuerza de sus respectivas membresías.