Resumen

El estudio de la Antropología en forma sistemática se inicia en cada una de las áreas socio-económicas a finales del siglo XIX, alrededor de 1880, respondiendo a factores externos entre los que destacan las siguientes problemáticas particulares: la formación eonómica social en que están insertas cada una de las áreas socio-antropológicas con marcada diferenciación desde la época pre-hispánica y su distinto poblamiento colonial lusitano o español; la vía de penetración capitalista y su particular forma de desarrollo en cada una de las áreas y al interior de las mismas, así como también la presencia e influencia de distintas escuelas de pensamiento tanto europeas como norteamericanas, en la implementación de los estudios antropológicos en cad una de ellas.