Resumen

El sitio arqueológico Cubujuquí fue prospectado con los métodos geofísicos de resistividad eléctrica y magnetometría para investigar las respuestas de dichos métodos sobre una calzada pavimentada conocida a través de estudios previos. Algunas pruebas de los métodos mostraron que la resistividad eléctrica podría producir información positiva sobre los rasgos arqueológicos, mientras que el magnetómetro no produjo ningún dato útil para fines arqueológicos. Aunque el método magnético mostró su inefectividad en ese sitio arqueológico, la investigación fue exitosa para mostrar que los métodos geofísicos podían ser importantes en investigaciones arqueológicas en la prospección preliminar y planificación de unidades de excavación.