Resumen

En la Edad Antigua, el ser humano tuvo la curiosidad e inquietud de observar el mundo que le rodeaba, como el movimiento del Sol a lo largo del día, el movimiento de la esfera celeste y los movimientos directos de las estrellas y la Luna en la noche, además de las de los movimientos directos y retrógrados de los planetas. Gracias a las observaciones de los cuerpos celestes, lograron predecir las épocas secas y lluviosas. Para dar respuesta a estos fenómenos, surgen la astronomía y las matemáticas, que tuvieron un impacto positivo en la sociedad de la época. Desde tiempos remotos, las matemáticas tuvieron un papel preponderante en el desarrollo del ser humano, debido a la necesidad básica de contar los días, los periodos lunares, los animales, las cosechas u otros objetos. Otro aporte significativo de las matemáticas se da por la necesidad de medir ya sea la longitud de una pieza de madera, la distancia de un camino o bien, la medición del tiempo cronológico, con el fin de conocer con mayor precisión, los mejores momentos para prácticas agrícolas, establecer momentos de reunión o festejos religiosos. Además, las matemáticas jugaron un papel esencial en la construcción de caminos, puentes, canales y edificaciones de casas, templos de la época.

Palabras clave: Edad Antigua, Matemáticas, Astronomía, humanidades, calendarios.