Resumen

La Constitución Política de Costa Rica establece que la religión católica es la religión del Estado (artículo 75), lo cual convierte a este país en el único Estado confesional en Latinoamérica. Sin embargo, un siglo atrás la relación entre la Iglesia y el Estado costarricense era muy diferente. A finales del siglo XIX, Costa Rica fue uno de los primeros países latinoamericanos que legalizó el divorcio y eliminó la educación religiosa de las escuelas públicas. Con el fin de explicar este viraje, este artículo distingue tres períodos en el proceso de secularización del Estado costarricense de 1884 a 2016. El primer período abarca desde la reforma educativa y las leyes anticlericales de 1884-86. El segundo período inicia con la alianza entre el gobierno y la jerarquía católica a inicios de la década de los años 40. Finalmente, el tercer período inicia en 2009, cuando una agrupación presentó un proyecto de ley que pretendía eliminar la confesionalidad del Estado costarricense. A partir del concepto de desecularización propuesto por Peter Berger, el artículo evidencia que el proceso de secularización en Costa Rica nunca ha sido lineal ni progresivo. Por el contrario, éste muestra que ha sido un proceso complicado, con avances y retrocesos
Palabras clave: Iglesia y Estado en Costa Rica, secularización, desecularización