Resumen

El artículo aborda la singularidad del templo colonial del pueblo indígena de San Manuel de Colohete, Honduras, antigua encomienda de la familia Lara que por la influencia que pudo haber tenido en él se extraen cuidadosamente sus raíces hasta remontar a un presunto principado judío medieval en la ciudad de Narbona, Francia. El enfoque está puesto sobre su simbología que al parecer está relacionada con la “Tradición del Templo” (tradición arquitectónica asociada con el Templo de Salomón). Esta tradición Andrés Cassard la advierte en el palacio del Escorial, España construido en el siglo XVI. Martha Fernández hace lo mismo respecto a la arquitectura virreinal de Nueva España. La referencia a las tradiciones de constructores está plasmada en su fachada con una serie de símbolos que incluyen la escuadra y el compás. Ello lleva a plantearse la existencia de la tradición masónica operativa entre algunos de los constructores coloniales del área.
Palabras clave: templo de colohete, familia lara, principado judío, símbolos, tradición masónica operativa