Resumen

El estudio fue realizado en una finca comercial ubicada en Santa Rosa de Oreamuno, Provincia de Cartago. Se utilizaron 30 vacas Jersey preparto y sus respectivas terneras, distribuidas en un modelo irrestricto al azar, con 2 tratamientos de 15 repeticiones cada uno: el primero fue el control (no suplementado) y el segundo se suplementó diariamente, a partir de los 21 días preparto, con 40 g de pared celular y cultivo de levaduras. Se cuantificó la concentración de inmunoglobulinas totales en el calostro de las vacas en estudio, obteniéndose diferencias significativas (p<0,05), con valores promedio de 90,06±23,74 mg.ml-1 y 105,94±17,59 mg.ml-1 para el grupo control y el suplementado, respectivamente. Se cuantificó la concentración de proteína sérica total en el suero sanguíneo de las terneras, y no se encontró diferencia significativa (p>0,05), obteniéndose valores promedio de 8,57±1,27 g.dl-1 y 8,24±1,26 g.dl-1, para el grupo control y el suplementado, respectivamente. Se cuantificó la ganancia diaria de peso, el crecimiento semanal expresado como altura a la cruz, el consumo diario de dieta sólida y la conversión alimenticia de las terneras durante las primeras 8 semanas, y no se encontraron diferencias significativas para ninguna de las variables antes mencionadas (p>0,05), obteniéndose valores promedio de ganancia diaria de peso de 382,86±61,20 g y 410,94±51,22 g, de crecimiento semanal de 1,45±0,33 cm y 1,70±0,31 cm, de consumo de dieta sólida de 985,17±8,51 g y 977,51±5,74 g, y de conversión alimenticia de 2,57±0,11 y 2,38±0,09, para el grupo control y el suplementado, respectivamente. Se concluye que la suplementación con pared celular y cultivo de levaduras tuvo efecto mejorador sobre la concentración de inmunoglobulinas totales en el calostro y un efecto mejorador en la salud de las terneras, reflejado en la menor incidencia de enfermedades respiratorias y del tracto digestivo.
Palabras clave: pared celular, cultivo de levaduras, calostro, inmunoglobulinas, inmunidad pasiva