Resumen

Las tradiciones alimentarias son parte del patrimonio de la humanidad, pues han contribuido con las identidades de los pueblos, a su seguridad alimentaria y a una relación íntima con el ambiente natural. La pérdida de estas tradiciones alimentarias amenaza con erosionar el bienestar humano. Este artículo explora las principales causas de esta pérdida y propuestas para su conservación.