Resumen

El valor y significado simbólico del jade en Mesoamérica así como su papel central en la política y el ritual ha sido el enfoque de muchos estudios. En este artículo, a través del re-análisis tecnológico del material del taller de Cancuen mostramos que los artesanos de este sitio del Clásico Tardío no producían objetos terminados ni semi-terminados, sino que sólo se encargaban de las primeras etapas de producción: la selección de las mejores partes de los bloques y, en menor proporción, la fabricación de unas preformas de forma cuadrangular y circular. Este trabajo permite decir que estas preformas no estaban listas para ser pulidas y los desechos correspondientes a estas etapas están ausentes en el resto del sitio. La comparación entre el material del taller y el del resto del sitio permite mostrar que Cancuen exportaba estas preformas hacia otros sitios. Este dato corresponde con el tipo de desechos de jade que se encuentran en ciertos sitios consumidores de las tierras bajas, y me permite proponer un modelo, donde ciertos sitios productores exportaban preformas que luego eran retrabajadas por artesanos de ciertos sitios consumidores. De manera interesante, esta organización de los intercambios es bastante similar a la que parecen haber tenido los Mexicas en el Postclásico.