Resumen

En la primera década del milenio varias organizaciones afromexicanas pasaron por el registro formal como instituciones de la sociedad civil para acceder a los fondos públicos de los programas gubernamentales. Lo anterior conlleva un cambio importante en el uso de recursos como colectivos y la adquisición de otros conocimientos. Parte de los desafíos fue adecuarse a las nuevas reglas de gestión de fondos para operar proyectos, así como la profesionalización y fortalecimiento de sus capacidades. El texto plantea entender los procesos de cambio institucional a los que se han enfrentado las organizaciones de la sociedad civil afromexicanas que persisten en la lucha por el reconocimiento de la población afrodescendiente en México y políticas de desarrollo acordes a sus especificidades culturales. Por un lado, los programas y fondos ofertados por el gobierno eran nimios y constreñían en gran medida las labores de las organizaciones; por otro lado, los compromisos gubernamentales ante instancias internacionales abrieron una puerta de negociación con instituciones del Estado para el reconocimiento étnico de las poblaciones afromexicanas en el país. Actualmente las poblaciones se reconocen en el artículo segundo de la Constitución del país y están por ser contabilizadas en el censo de 2020. El escrito ejemplifica los tránsitos de algunas de las organizaciones de la Costa Chica de Oaxaca, su trayectoria desde finales de 1990 hasta el tercer lustro de lo que va del milenio. De manera particular, se profundiza en el caso de una de las experiencias organizativas. La investigación trata de revelar el uso de los recursos de las organizaciones en algunos momentos coyunturales y de su historia y trata de mostrar cómo los recursos varían en trayectoria, en las interacciones con ciertos actores y la evolución de las relaciones de poder en la movilización organizativa.

Palabras clave: Afrodescendientes, Afromexicanos, Organizaciones de la sociedad civil, Costa de Oaxaca, Gestión comunitaria