Resumen




La escuela estuvo durante mucho tiempo, casi de forma exclusiva, como el lugar donde se tiene acceso a la enseñanza y al aprendizaje, sobre todo en los años iniciales. Con el contexto de la pandemia y la obligatoriedad del distanciamiento social, ese panorama evidenciaba la necesidad de cambios. Nuevas formas de enseñar y aprender fueron viabilizadas y la televisión (TV) y las aplicaciones educacionales ganaron el espacio en la nueva configuración social, donde maestros, profesores, familiares y estudiantes pasaron a vivir nuevos contextos de hacer escuela. Yo, desde el lugar de una maestra que ha aceptado la invitación y el desafío de enseñar por la TV, con clases en vivo, he pasado a recrear cotidianamente el sentido de la escolaridad y de la enseñanza, de las posibilidades de aprendizaje. Este texto tiene como objetivo presentar un pequeño recorte de cómo se ha dado la experiencia de planificar y desarrollar clases de matemáticas para educación primaria durante los meses de pandemia, a través de un programa de televisión y la aplicación del gobierno del estado de São Paulo. Este artículo estará focalizado en el recorte de una clase de matemáticas en el campo de álgebra (desarrollo del pensamiento algebraico) para alumnos de 5 año de primaria (estudiantes de 10/11 años). Desde que acepté la invitación para dar las clases en la televisión, me di cuenta de que tendría que movilizar mis conocimientos matemáticos y didácticos para buscar las mejores posibilidades que garantizaran los aprendizajes. He recibido muchísimos comentarios de maestros/as, familiares y estudiantes que sugieren que, algunas acciones y tomas de decisiones, aun en clases a distancia, fueron oportunidades para aprender.