Resumen




Los padres y madres de familia han tenido pocas oportunidades para compartir sus opiniones durante esta situación extraordinaria causada por el COVID-19. Este artículo se centra en las experiencias de cinco madres de origen mexicano en relación con la enseñanza a distancia de sus hijos e hijas durante el curso escolar 2020-21 en Tucson, Arizona, Estados Unidos. Durante las conversaciones con las madres sobresalieron tres temas: la incertidumbre sobre su papel en esta nueva modalidad de enseñanza, las tensiones con el trabajo y ocupaciones de los padres que surgen a consecuencia de esta modalidad nueva y el cambio en la forma de aprender matemáticas de los estudiantes. La pandemia permitió a las madres ver la enseñanza que reciben sus hijos e hijas más de cerca. Se sugiere aprovechar esta situación para promover una mayor comunicación entre el hogar y la escuela en el futuro.