Resumen

El escritor jalisciense Juan Rulfo, en 1984, fue invitado a la ciudad de Guadalajara, para presenciar la ceremonia de inauguración de un foro cultural que llevaría su nombre. El acto central fue una lectura de textos inéditos de Dante Medina. En el programa no se preveía la participación de Rulfo, sino como espectador, todos conocíamos la habitual indisposición del autor de Pedro Páramo para hablar en público. Sin embargo, al término de la intervención de Medina (quien leyó cuentos de varios libros, entre los cuales estaba Léérere), inesperadamente Juan Rulfo pidió la palabra. Nosotros, sorprendido público, guardamos silencio total para escuchar lo que Rulfo habría de decir. Y lo que dijo concernía a la obra de Dante Medina: expresó su entusiasmo por la búsqueda literaria de Dante Medina, por su afán de renovación de las formas, por su apuesta lingüística arriesgada