Resumen

El volumen que recoge casi en su totalidad la obra escrita entre 1986 y 2009 por el dramaturgo Rodrigo García lleva por título Cenizas escogidas (2009) y en buena parte de su teatro la comida aparece como un elemento central, tanto a nivel textual como en el plano escénico o performativo. Es evidente que pocos temas pueden encontrar en la historia del arte mayor riqueza de posibilidades expresivas como la comida, y esa conexión que tan bien entendió Lévi Strauss entre la comida y la cultura son una constante que explora y explota artísticamente Rodrigo García, para ofrecer una espléndida reflexión sobre la sociedad contemporánea y los individuos que la conformamos. La obra dramática de Rodrigo García (1964) pudiera identificarse con la tendencia denominada por Hans Thies Lehmann Teatro Posdramático (Lehmann, 1999). Dentro de esta etiqueta heterogénea encontramos a muchos de los representantes más destacados de la renovación escénica del último tercio del siglo XX, desde Tadeusz Kantor a Robert Wilson, pasando por Heiner Müller, Peter Brook, Pina Bausch, Jan Fabre o Elfriede Jelinek, entre otros.