Resumen

A lo largo de casi un siglo desde su construcción y a pesar de sufrir el embate del paso del tiempo, la Ermita de la Inmaculada Concepción en El Llano de Alajuela, es un ejemplar significativo de
la arquitectura vernácula costarricense. Fue durante muchos años centro de culto y referente dentro de la organización urbana y social de la comunidad, donde la mayor parte de sus habitantes, son descendientes directos de quienes por los años de 1880, decidieron construir con tierra de sus patios y con esfuerzo y
sacrificio personal, un templo donde vivir las tradiciones populares y religiosas de los cuales eran herederos. Como parte de los recientes esfuerzos en materia de conservación y rescate de las construcciones patrimoniales, el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural de Costa Rica, destinó recursos económicos para realizar el proyecto de restauración de esta Ermita, construida con adobe, bahareque, calicanto, ladrillo y teja. El proceso de intervención tuvo una duración de 4 meses y se realizó siguiendo los procedimientos dictados por las normativas patrimoniales, cuyo objetivo principal
es devolverle al inmueble su esplendor y conservarlo como digno representante de la tradición constructiva en Costa Rica.

Palabras clave: Arquitectura de tierra, Ermita, Restauración, El Llano