Resumen

Recibido: 24-02-2021.


Aprobado: 22-03-2021.


La época post revolucionaria en México se encuentra marcada por el ambiente político mundial y los intentos de generar una identidad nacional. Esta última fue creada con la necesidad de unificar y moldear un paradigma de temáticas en torno a México; presentando así una imagen de país con culturas ancestrales.
La ideología política del siglo XX define dos puntos de vista y paradigmas con respecto al arte. La primera es el liberalismo económico de lado de las grandes potencias occidentales; el segundo pertenece al bloque socialista – comunista, protagonizado por la Unión Soviética. En México, las nuevas ideologías ampliaron las diversas perspectivas hacia el papel del arte: un enfoque utilitarista y político; contra un conceptualismo creciente, el cual dejaba de lado al objeto o la finalidad didáctica.
Bajo las características propias de su tiempo, el artista José Clemente Orozco pinta una serie de murales en las escaleras del Palacio de Gobierno de Guadalajara. En el mural central de la obra, se observa un Miguel Hidalgo efectista: un brazo arriba y una antorcha en la otra. El padre de la patria mexicana es graficado de manera particular. Es así como el artista lo rodea de distintos elementos y conceptos. Orozco presenta una interpretación personal del cura de Dolores; la cual, a su vez, responde a las ideas propias del artista hacia el escenario político y social del México post revolucionario. ¿De qué manera es presentado Miguel Hidalgo bajo la perspectiva de José Clemente Orozco? Como hipótesis, señalo que la representación del muralista no es de carácter heroico o hierático; por el contrario, Hidalgo es representado como parte del paradigma político de la post revolución.

Palabras clave: Orozco, Hidalgo, muralismo