Resumen

Recibido: 15-09-2021.
Aprobado: 09-11-2021.


Desde tiempos coloniales hasta la mitad del siglo XIX, la escasez de circulante, en particular de baja denominación, fue un problema en Costa Rica. Como resultado, la semilla de cacao se autorizó como dinero a principios del siglo XVIII. Durante la década de 1840, el trabajo y producción en las plantaciones de café fueron los motores de la economía, y la demanda por monedas aumentó. Se permitió la circulación de monedas extranjeras para mitigar la escasez. Sin embargo, muchas eran de bajo contenido de metal precioso o eran falsificaciones. Monedas británicas, españolas, americanas y macuquinas coloniales se ensayaron y aquellas que cumplían los estándares locales de calidad se estamparon con sellos y fueron autorizadas para circular junto con monedas acuñadas localmente. Los sellos incluían figuras como árboles, una planta de tabaco, una estrella, un león y mujeres jóvenes. En este estudio se expone un vistazo de esas monedas desde 1821 hasta la fundación de la República en 1848 y los posibles significados de símbolos grabados en ellas.

Palabras clave: monedas reselladas, macuquinas, cacao, tabaco, café, encina