Resumen

La protección de la tortuga marina en México comenzó en los años sesenta, actividad que ha evolucionado caracterizando al país por el impulso de ésta en todos los estados con litoral, donde se implementan programas para la protección de este quelonio, operados, regulados y vigilados por las autoridades competentes. Sin embargo, aún existen problemas complejos que ponen en peligro a esta especie, lo que inspira a la sociedad y al gobierno a buscar herramientas para brindar una protección integral.


Es así como organizaciones sin fines de lucro llevan a cabo proyectos para investigar y proteger a la tortuga marina, con recursos propios además de los que se obtienen mediante donativos de empresas privadas.


En el municipio de Cabo Corrientes, en la localidad de Mayto, al sur del estado de Jalisco, se identifica uno de los programas de protección con mayor éxito en el país, con una vinculación importante con el sector privado, hoteles y restaurantes de la zona de influencia, y con las autoridades de todos los niveles dentro de las actividades de protección y conservación de las tortugas marinas.


Dicho programa, a cargo de la Universidad de Guadalajara, fue trasladado a este lugar en 2005, como una iniciativa de la Preparatoria Regional “Ignacio Jacobo Magaña” de Puerto Vallarta, y forma parte de la Red de Protección de la Tortuga Marina, creada en el mismo año, e impulsada por los Centros Universitarios de la Costa (CUCosta), de la Costa Sur (CUCsur), de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) y del Sistema de Enseñanza Media Superior (SEMS).


La ubicación geográfica del Campamento Tortuguero Mayto, parte de la majestuosa Sierra Madre Occidental, es un área rica en recursos naturales con ambientes boscosos, selváticos, costeros, marinos e insulares, donde cada año anidan cientos de tortugas, y al cual emigran especies importantes como la Ballena Jorobada.


El objetivo de esta investigación, es desarrollar de manera conjunta con la población de Tehuamixtle, ubicada a cinco minutos del Campamento Mayto, la actividad turística sustentable, con el fin de mejorar el desarrollo de la protección de la tortuga marina aprovechándolo como detonante para impulsar la economía de la región, mediante el aprovechamiento turístico sustentable en conjunto con la pesca.


Estudios recientes elaborados por el gobierno municipal de Cabo Corrientes y por investigadores de la Universdiad de Guadalajara campus CUCosta, (Los retos del Turismo 2016) (Desarrollo Turístico y sustentabilidad 2008) (Turismo y desarrollo local en Máxico: el caso del municipio de Cabo corrientes en Jalisco, 2008), señalan que existe una deficiencia en la planeación turística, limitando el desarrollo económico incluyente y el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, generado por la anarquía para el desarrollo de espacios territoriales con potencial turístico.


A lo anterior, se promueve la generación de estrategias que permitan aprovechar los espacios turísticos, mediante la creación de políticas públicas para el desarrollo local. Desde una perspectiva alineada a las propuestas de la Organización Mundial del Turismo (OMT, 2002), se sostienen que se deben concretar acciones que involucren actores locales para aprovechar los recursos humanos y naturales de los espacios turísticos, y para lograr un desarrollo equilibrado se entiende que el turismo sostenible debe ser “un modelo de desarrollo económico concebido para mejorar la calidad de vida de la comunidad receptora, facilitar al visitante una experiencia de alta calidad y mantener la calidad del medio ambiente del que tanto la comunidad anfitriona como los visitantes dependen” (OMT, 2002).

Palabras clave: Protección Tortuga Marina; Turismo Ecológico; Desarrollo Regional; Desarrollo Comunitario