Resumen

El abordaje multidimensional del medio ambiente desde las diferentes ciencias o disciplinas ha generado en los distintos escenarios o sedes, un sinnúmero de reflexiones y debates registrados en un universo de documentos, como fieles testimonio de las conceptualizaciones y el cambio de percepción del ambiente, aunado a ello la reorientación de los modelos de desarrollo han forjado un cambio de paradigma, en el que los involucrados: individuos, empresas, organizaciones y gobiernos, deben asumir nuevos compromisos bajo la actuación consciente y de mejora continua, donde la trasparencia, equidad, ética, eficiencia, responsabilidad, pero sobre todo la voluntad, constituyen el motor de un nuevo


desarrollo. Como respuesta a este nuevo enfoque en materia de la administración del medio ambiente emergieron nuevas instituciones y organismos en busca de dar respuesta a la problemática del deterioro ambiental, desafortunadamente el esfuerzo ha sido entorpecido por la falta de continuidad de los programas de protección y conservación, manifestados principalmente en un desgaste de recursos económico, humano y hasta ecológico reflejados en el desarrollo pasivo del país y sus actividades productivas.


Hasta hace relativamente poco tiempo se asumía que el papel del desarrollo era solo generar capital, visión que actualmente no es suficiente ni aceptable, el desarrollo ahora implica la consideración de dimensiones básicas: económica, social y ambiental y las complementarias como la tecnología y la política. Se requiere, además, de cambios no solo en los procesos productivos, sino en los hábitos de consumo y en consecuencia en la oferta de nuevos productos y la modificación de sistema de gestión y políticas, que no solo mitiguen el deterioro ambiental, sino que prevengan y lo minimicen.

Palabras clave: Desarrollo; Medio ambiente; Políticas públicas; Estado;