Resumen

El presente trabajo investigativo intenta determinar, con fundamento doctrinal y jurídico, la verdadera naturaleza del notario costarricense. Esta es una interrogante bastante importante, porque no sólo se refiere a la definición conceptual que se realice al respecto, sino que, sobretodo, debe considerarse para analizar los efectos y alcances del ejercicio de la función notarial. Por un lado se sostiene que el notario es un funcionario público, por lo tanto, su actividad presenta todas las características de tal; por otro, se afirma que el notario no lo es, por lo que la inaplicabilidad del régimen jurídico establecido para los funcionarios públicos, es su directa consecuencia. Lastimosamente, estas afirmaciones se han realizado sin analizar la realidad del notario costarricense. Se ha comparado la labor de nuestro notario, llegando a conclusiones apresuradas por no tomar en cuenta la normativa costarricense en la materia. El principal objetivo de este trabajo es dilucidar si el notario es funcionario público o no, pero comparando detalladamente las características de uno y de otro, para así llegar a una conclusión razonada. Previo a realizar el análisis antes descrito es necesario conocer más acerca de la función del notario. Sus efectos socio-legales y la naturaleza de la función notarial, para concluir con la naturaleza del notario costarricense, determinando el régimen jurídico aplicable al ejercicio de esta función, los alcances de la misma y su relación con el Estado.