Resumen

El desarrollo de este análisis tiene como fin primordial hacer un aporte muy general, y con elementos muy básicos y esenciales no solamente jurídicos, sino sociales y psicológicos, sobre los aspectos que se considera deben valorarse en el momento en que se formulen aquellas políticas de persecución criminal en delitos sexuales tanto cometidos en contra de menores como de adultos, y en aquellos en los cuales medie cualquier situación de violencia doméstica. Es así como es necesario hacer referencia en primera instancia, a los elementos de la política criminal del Estado. El ámbito de la política criminal de un Estado se encuentra conformado por tres elementos, a saber: el elemento normativo, elemento estructural y el elemento ideológico-cultural. El elemento normativo consiste en todas aquellas normas jurídico penales de organización de la justicia y códigos de procedimientos (sistemas normativos). El estructural por su parte contiene la organización administrativa de los órganos judiciales (gestión rutinaria). El último elemento es el ideológico cultural, conformado por el perfil ideológico cultural de las personas concretas que ponen en funcionamiento el sistema judicial. Es precisamente dentro del ámbito de este elemento que se considera se enfoca este análisis.

Palabras clave: delitos sexuales, violencia domestica, política criminal